Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información Aquí.

Imagen de cabecera de articulo

Como debo ir vestido a un juicio

Publicado el 29/06/2020 por

Tras muchos años de ejercicio como abogados, nos hemos dado cuenta que no todas las dudas que nuestros clientes nos trasladan respecto a un juicio son de carácter técnico, sino que nos plantean dudas más “mundanas” como por ejemplo como deben de ir vestidos al acto de juicio o a una declaración o vista importante.

Hemos de aclarar que no existe un código de vestimenta a seguir para dichos actos, pero si unas recomendaciones que entendemos son sencillas y útiles para tranquilizar a nuestros clientes.

Muchas veces se nos pregunta si por ejemplo deben ir vestidos con traje y corbata en caso de los hombres. La respuesta es que a los actos procesales importantes como juicios o declaraciones hay que ir vestido correctamente, en el sentido de que son actos oficiales, donde no es adecuado ir vestidos por ejemplo en chándal o con prendas deportivas, pantalones cortos o chanclas por poner algunos ejemplos.

Hay que ir vestidos como uno se sienta cómodo, pero decentemente, de tal modo que la sensación que demos no sea de desaliño o que el acto procesal carece de importancia para nosotros. Si la persona usa habitualmente traje para su trabajo y se ve cómodo así vestido, perfecto, puede ir con traje, pero si no lo usa habitualmente y va a ir incómodo, lo más probable es que termine agobiándose al llevar una vestimenta que no suele usar y le es ajena.

En el caso de los hombres unos pantalones chinos y una camisa, con un jersey si es necesario puede ser una buena alternativa, o unos vaqueros que sean discretos. En el caso de las mujeres la recomendación es mucho más amplia, siendo válida cualquier prenda que siga el patrón que hemos apuntado antes, nuestra recomendación, ropa sobria, decorosa y pensando que quienes van a acudir a dicha cita, probablemente irán bien vestidos y en un día como ese no queremos desentonar.

Finalmente, como recomendación, apostamos por unos zapatos en lugar de zapatillas y evitar ropa muy llamativa o de colores chillones.  La sobriedad es la clave de una correcta vestimenta y por tanto de encarar con menos nervios un juicio o una declaración.

Fotos por Freepik/topntp26