Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información Aquí.

Imagen de cabecera de la página

El delito sexual

Si has sufrido algún tipo de delito sexual y lo quieres denunciar o has sido acusado de uno de ellos, en Barbero & Lucas abogados te podemos ayudar.

Los delitos sexuales están considerados dentro del derecho penal y por lo tanto es de suma importancia contar con un abogado especializado. Dada la gravedad de las acusaciones en estos temas es crucial que un abogado asesore o gestione tu caso en particular, puesto que las penas por estos delitos son muy severas.

¿Qué es un delito sexual?

Los delitos sexuales son aquellos que atentan contra la libertad sexual de una persona, siendo el más grave la violación, regulada en el Código Penal como agresión sexual. Pero también hay otros delitos considerados como abuso o acoso sexual, algunos ejemplos de delitos sexuales son los siguientes:

  • Discriminación por orientación sexual
  • Tomar fotos o grabar debajo de las faldas de una mujer sin su permiso
  • Esconder una cámara oculta para grabar escenas íntimas
  • Utilizar un lenguaje degradante contra una mujer o bromas de carácter obsceno
  • Exhibicionismo en lugares públicos, sobre todo si es delante de menores
  • Voyeurismo o mirar escenas íntimas sin permiso de las víctimas
  • La violación
  • Tocamientos de tipo sexual (agresión)
  • Pedofilia o tráfico con escenas de sexo con menores
  • Stalking o seguimientos intimidatorios
  • Sexting
  • Sextorsión
  • Online shaming
  • Child grooming o intentos de acceder a menores a través de las redes con intención de corromper al menor o conseguir fotos de carácter erótico o pornográfico
  • Prostitución y trata de personas

Todos ellos forman parte de la batería de medidas para luchar contra la violencia sexual, la violencia de genero, el abuso infantil, la violencia domestica, la trata de personas o la discriminación por orientación sexual.

Por lo tanto los delitos sexuales no son solo las violaciones o aquellos en los que hay un contacto físico, también lo son aquellos relacionados con la pornografía adulta o infantil o los que suponen algún tipo de dolo o animo de lucro mediante la coacción o el engaño. Es importante recalcar en este asunto que también quedan implicadas las personas que ayuden a su realización o no hagan nada por impedirlo.

El delito sexual en el trabajo

También son delitos sexuales los acosos en el ámbito del trabajo, ya sea bajo influencia de poder o no, los tocamientos o las grabaciones con contenido sexual sin consentimiento.

Delitos sexuales en redes sociales e Internet

Con la gran difusión de las redes sociales e internet han aparecido nuevos delitos sexuales que utilizan estas vías como medio de difusión y extorsión. Algunos de ellos son el child grooming, el sexting, la difusión no consentida de imágenes privadas, el online shaming o la sextorsión. Por desgracia esta lista de delitos sigue creciendo ya que siguen apareciendo nuevas formas de intimidación por contenidos sexuales.

¿Cómo actuar?

Ya sea como acusado o como victima, en estos procedimientos el tiempo es vital para poder constituir rápidamente la prueba que permita ofrecernos después una sentencia condenatoria o absolutoria.

Por lo tanto es de suma importancia ponerse en contacto rápidamente con un abogado especializado en delitos sexuales. Nuestros letrados acumulan muchos años de experiencia en estos temas y desde el más sentido aspecto profesional alejado de prejuicios te asesorarán para determinar si la denuncia es creíble o verosímil y que no pueda llevar a ser una denuncia falsa ya que esto podría complicar gravemente el proceso.